Amanece en Belvis, canta el gallo y lo único que suena es el charloteo de los pájaros por la mañana. Mañana despejada, fresquita… apetece tomarse un café calentito con tostadas tranquilamente en le patio. Tranquilo, no pensar en nada, sin prisas…

Se levantan los peques más madrugadores. Se acostaron pensando en darse un chapuzón al levantarse.

Comienza un dia en el Jaralejo.

Cargando...
Upps!
Estas utilizando un navegador que no es totalmente compatible con nosotros. Por favor actualízalopara una mejor experiencia.  
  Nuestra página funciona mejor con Google Chrome
Como actualizar tu navegador